REPETIR EN VOZ ALTA: ATRAIGO AMOR INCONDICIONAL Y ABUNDANCIA A MI VIDA.

yeiii, una historia

Stephanie es una mujer sonriente, decidida, arriesgada y llena de fe pero también llena de miedos, de defectos y de inseguridades; Stephanie es una mujer real. Tiene 28 años y lucha cada uno de sus días por ser la mejor mujer, hija, hermana, empresaria y amiga que puede ser. Nació en Bogotá, estudió en el Anglo Colombiano y siendo diseñadora industrial, de la Universidad de los Andes, le está dando vida hoy a su sueño: Espejo de Papel. No soporta las mentiras, la intriga ni la maldad y se desvive por dar, por crecer espiritualmente y por ser feliz.


 

- Y ENTONCES FINGÍ QUE ESTABA BIEN. TODOS
ME CREYERON, MENOS YO. YO SABÍA QUE TODO
LO QUE SENTÍA DENTRO DE MÍ ME DOLÍA -

‘ Ayyyyy, antes que nada: ¡las amooo! Que nunca se les olvide. ¿Quieren saber como empezó EDP? Perfecto, les voy a contar. ¿Listas?

Espejo de Papel nació hace tres años y medio después de una crisis horrible por la que pasé. Me gradué de la universidad [estudié diseño industrial] y me dediqué a vivir botada en mi cama; me levantaba a la una de la tarde toooooodos los días, almorzaba (ya para qué desayunar, ¿no?) sin mirar a nadieee en mi casa y volvía a dormirme todo el resto del día para apagar mi mundo. Por las noches, me arreglaba y salía de lunes a domingo acualquier fiesta o plan con la sonrisa más fingida aparentando que mi vida era perfecta. Estaba paralizada por el miedo al fracaso, perdida en un desierto espiritual, llena de máscaras, teniéndolo todo lo sentía que no tenia nada, vivía para los demás poniendo siempre las necesidades de otros por encima de las mías, tenía un descuido personal tenaz, un síndrome amotivacional muy doloroso para mi familia (no para mí en ese momento... a mí no me importaba nada) y ni hablemos del horror de patrón de relaciones al que me sometía: prácticamente estaba muerta en vida. Esto me duro un año y medio hasta que la embarre lo suficiente con todos y conmigo misma, hasta que lloré, fingí, hice, deshice, manipulé, me hundí y sufrí lo que tenia que sufrir. Decidí pasar por un proceso espiritual super lindo en el cual me conocí y aprendí muchísimo acerca de comportamientos humanos en general. Estuve interna dos meses en una clínica para el alma. Cuando salí de este proceso, teniendo claro que no podía seguir dejando que le miedo gobernara mi vida, decidí pasar el mensaje de todo lo que había aprendido acerca de mi a través de una de las cosas que mas me gustan: diseñar. Todo lo hago con mi corazón, para ustedes y a partir de mi experiencia personal, Espejo de Papel soy yo.

Así que hoy -y cada uno de mis días- celebro, sonrío, agradezco y, sobre todo, me agradezco a mi misma. ¡Síii! Por haberme dado el meeejor regalo del mundo. Por haberme llenado de valentía y querer lo mejor para mí, por darme mi lugar, por quitarme todas esas máscaras que tanto daño me estaban haciendo, por no querer seguir estando encuevada en mi cama, por tener la humildad de conectarme conmigo misma y parar el mundo unos meses para mirar mi alma. Agradezco hoy, mañana y siempre porque, ¿saben que descubrí? A una mujer segura, arriesgada, chévere, llena de sueños y con infiniiitas cualidades que, por miedo a ser rechazada, herida o juzgada, escondió durante muchos años. Una mujer que hoy me hace sonreír, que me sorprende cada día, que lucha por ser su mejor versión cada segundo y que se desvive por dar y por pasar este mensaje de esperanza. Una mujer fuerte que hoy vive a partir de su fe, que respira tranquilidad, que está aprendiendo (al mismo tiempo que ustedes) lo valiosa que es, a quererse a sí misma y que entiende que no tiene que ser perfecta para ser feliz. Una mujer real, una mujer que me llena de orgullo, una mujer que amo: me descubrí a mí. Muchas veces les he dicho que me siento como si fuera otra persona; pero lo más lindo de todo es que es tooodo lo contrario... dejé de ser otra persona y estoy siendo yo. Hoy, sólo por hoy, decido enfrentar mi vida, mis éxitos y mis problemas, de una manera diferente: sin trago, sin drogas, sin dormirme para apagar mi mundo, sin personas que me saquen de mi realidad y quiero gritarle al mundo que estoy feliz, que estoy llena de ilusiones y que ¡¡estoy viva!!

Gracias a cada una de ustedes por hacer parte de mi proceso, gracias por ayudarme a darle sentido a mi vida, gracias por querer crecer de la mano conmigo, gracias por creer. ¡¡Espejo de Papel es de ustedes!!"