REPETIR EN VOZ ALTA: ATRAIGO AMOR INCONDICIONAL Y ABUNDANCIA A MI VIDA.

no era masoquismo, era falta de madurez de dejar ir algo que ya se había ido

Aunque algunos lo confundan con masoquismo y nos juzguen.. que por lo menos le peguen a lo que es, ¿no? Inmadurez total y absoluta. ¡Si! La culpa no la tiene él, ella, los otros o las de allá. Pero si vamos a jugar a echarle la culpa a alguien... que el premio sea para nosotras. Somos expertas en apegarnos, en obsesionarnos, en engancharnos y en sufrir por tooodos los favores que nos hace la vida. Vivimos fantaseando con lo que fue y, simplemente, no se nos da la gana de abrir los ojos y ver nuestra realidad como en verdad es porque... ¡no! ¡¡Entonces claro!! Nos hundimos en un pocotón de historias que nos inventamos, viajamos en una maquina del tiempo cada vez que queremos y nos vendamos ante los hechos porque juramos que así es más fácil, más chévere y que las cosas sí se van a dar. Muchas veces ver las cosas como son y no como queremos que sean duele.. ¡y mucho! Pero manipularnos a nosotras mismas excusando, escudando y justificando cada mala jugada o desplante del "príncipe" no nos vamos a llevar muy lejos. Hoy, sólo por hoy, entiende que el totazo de ver todas las mentiras que tú misma te has dicho desbancarse es muuuucho mas fuerte que decidir aceptar las cosas como son. "Es que él era así, él hacía tal, él me decía que, él me mandaba, él me llamaba, él me arrunchaba, él me escribía.." Sii: él hizo y dijo todo eso y mucho más. Él fue así y a ti solo te quedan dos opciones: seguir adelante enriquecida por el aprendizaje o seguir fantanseando estancada sin permitir que la vida te mande lo que tiene preparado para ti. ¡Tú estás aquí! ¡Hoy! ¡Ahora! No allá donde él hacía todas esas cosas y donde decía todas las otras. Él fue ayer pero tú eres hoy!! Si esa persona ya no está a tu lado es por y para algo. No alargues obsesiones disfrazadas de amor, no te rompas las uñas tratando de ganar batallas en contra de la verdad, no pretendas seguir en otro momento de tu vida cuando tú ya no eres la misma. Hoy tú eres más fuerte, más consciente y más decidida. No sientas desesperanza: ten fe. Aprende a dejar ir, a soltar lo que ya no te aporta e interioriza que las cosas pasan para ti: no en contra tuya
Custom random page