REPETIR EN VOZ ALTA: ATRAIGO AMOR INCONDICIONAL Y ABUNDANCIA A MI VIDA.

entonces ella se alejó y él no la siguió, fue ahí cuando ella supo que había tomado la decisión correcta

Porque es que a cualquiera que medianamente le importara la situación por lo menos hubiera hecho un mini intento de no dejarte ir. Cualquiera que realmente sintiera todo eso que supuestamente él juraba sentir no se hubiera arriesgado a no hacer nada para prevenir perderte. Cualquiera que estuviera verdaderamente interesado en ti hubiera hecho algo... poquito, mucho, una llamada, un mail, un mensaje, dejarte un post-it, una palabra... ¡¡algo!! Algo para que no te fueras. ¡¡Pero él no lo hizo!! Tú te llenaste de valentía, oiste las alarmas de tu alma, fuiste coherente con lo que pensabas y sentías, fijaste límites personales sanos, te pusiste en un primer lugar, te esforzaste por hacer lo que más te convenía, te costó, te dolió, lo dudaste pero tomaste la decisión y ¿¿él?? Él simplemente te reafirmó que lo que estabas haciendo era lo correcto. El man no se mosqueó, el man no movió ni medio dedo, el man no reaccionó, el man no te siguió a ti pero sí siguió su vida como si nada... el man lo que te hizo fue un favor muuuy grande. Hoy, sólo por hoy, agradece por no tener incompetentes al lado. Dale gracias a la vida por tenerte tan en cuenta, por cuidarte y por protegerte de personas y situaciones que muy probablemente te hundirían, te desgastarían y te harían daño. Deja tu terquedad a un lado y entiende, por primera vez de corazón y con fe, que la vida no quiere castigarte; la vida te está salvando del dolor que te puede generar esa relación que tú tanto sueñas. Trabaja tu humildad y acepta que muchas veces lo que has creído que es lo mejor para ti... no lo ha sido. Agacha la cabeza, agradece y entrega la situación. Ten claro que cuando sueltas algo que no te conviene la vida se encarga de regalarte todo lo que siempre has soñado. No de la manera que tú quieres ni cuando crees que es un buen momento sino como lo necesitas y a su debido tiempo. Siéntete orgullosa de lo que estás logrando, feliz de ahora sí poder recibir todo lo que vida tiene para ti y agradecida por no tener que sufrir al lado de alguien que, simplemente, no te merece y no vale la pena porque... no es para ti.
Custom random page