REPETIR EN VOZ ALTA: ATRAIGO AMOR INCONDICIONAL Y ABUNDANCIA A MI VIDA.

no puedes forzar a otra persona a ver que tú vales la pena

No... no se puede. Da rabia y hasta duele darse cuenta de como para ciertas personas tú simplemente no eres suficiente. Hagas lo que hagas, digas lo que digas, logres lo que logres, cambies, crezcas, madures, retrocedas, llores, sonrías, finjas demencia, jodas, trates de no joder, complazcas, te mantengas firme, te rapes o te pintes el pelo de verde... No lo logras. Nada de lo que hagas o de lo que dejes de hacer le hace cambiar la forma en la que siempre te ha visto y como ve la situación contigo. Claro, entonces no te queda otra opción que empezar a dudar de ti misma. Has tratado de acomodarte a lo que crees que a él le gustaría que fueras, dijeras, hicieras; pero nada sirve. Que impotencia, que frustración, que desgaste, ¡¡que maaal plan!! Pasa un milagro y te empoderas; pero el chiste de mantenerte alejada te dura menos de un mes y vuelves a caer en el jueguito pendejo de hacerle ver, cueste lo que cueste, que tú eres una mujer increíble porque esta vez, esta vez siii, esta vez si va a pasar algo diferente, si va a funcionar, siii va a ver todo lo que vales... Dele que dele, repitiendo este mismo error una y otra vez. Te anulas tú dándole tooodo el poder a él volviéndolo perfecto en tu cabeza; como si el guevón no tuviera fallas y fuera superior a ti. A ver... Hoy, solo por hoy, por lo meeenos tengamos clara nuestra locura. Entendamos que llevamos mucho buscando que algo diferente pase embarrándola de la misma manera. Dejemos de manipularnos solas, de guiarnos por nuestro ego y por favooorrr dejemos de poner nuestro valor como mujeres en las manos de un man que tenemos idealizado y no nos conviene tanto como creemos. A veces la única opción que nos queda es obligarnos a ponernos en un primer lugar, así sea llorando de la ira, y pegarnos a Dios. Entregarle a Él el tema, pedirle mucha luz y ¡¡confiar!! Hagamos lo que hagamos... no podemos forzar a alguien más a ver todo lo que valemos, tenemos y somos; pero si tenemos que aprender a verlo y a sentirlo nosotras solas. A la shit querer seguir deslindándonos de nuestra esencia tratando de acomodarnos a lo que juramos que ellos quieren que seamos: empecemos a acomodarnos a lo que nosotras mismas queremos ser, somos y siempre hemos sido.
Custom random page